Sin las entidades y sus voluntarios y voluntarias, no hay Semana Santa

Se tengan o no convicciones religiosas, la Semana Santa de Sant Vicenç es motivo de orgullo en nuestro pueblo.

El 29 de diciembre de 2016 escribí esto al respecto de la polémica que hubo cuando el Ayuntamiento rebajó la subvención a la Cofradía de Sant Vicenç dels Horts.

Hoy, un año y un mes después, me reafirmo en lo escrito y añado:

Hace muchos años que Sant Vicenç dels Horts decidió apostar por la Semana Santa como un eje importante para potenciar nuestro pueblo cultural y económicamente, así como en proyección exterior.

Por eso, nuestra Semana Santa fue declarada Bien Cultural de Interés Local, llegando incluso a recibir el premio de Reconeixement Cultural del Baix Llobregat.

Se tengan o no convicciones religiosas, la Semana Santa de Sant Vicenç es motivo de orgullo en nuestro pueblo. Contribuye de manera decisiva a que seamos un municipio grande culturalmente, plural, rico y abierto.

La Semana Santa ayuda a dinamizar el comercio local, involucra a ciudadanos y ciudadanas de todas las edades, condiciones y orígenes, tiene un componente social, de arraigo, de sentimiento de pertenencia y de cohesión que no tiene precio.

Año tras año, gracias al trabajo conjunto del Ayuntamiento y de las dos entidades (Cos de Portants del Sant Crist y la Cofradia del Santísimo Cristo de la Salud y de Nuestra Señora de la Soledad) la Semana Santa de Sant Vicenç dels Horts es un éxito en todos los sentidos. Así que mi convicción es que hay que seguir apostando y seguir potenciándola.

Hace meses que sabemos que existen problemas entre el gobierno municipal y la Cofradía a raíz del cambio de criterio por parte del Ayuntamiento que obliga a la Cofradía a hacerse cargo del alquiler de la sede de la entidad (cosa que, a la práctica, supone un importante descenso en la subvención que recibe esta entidad para actividades).

En diversas sesiones del Pleno del Ayuntamiento hemos preguntado por este tema y hemos pedido al equipo de gobierno que resuelva estos problemas y que no se ponga en riesgo un modelo de éxito como es la Semana Santa de Sant Vicenç dels Horts.

Insistimos en este llamamiento.

Son las dos entidades, tanto El Cos de Portants como la Cofradía, los auténticos motores de la Semana Santa de Sant Vicenç. Sin las entidades y los voluntarios y voluntarias que se movilizan en torno a ellas, no hay Semana Santa.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Sin categoría. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.