El ‘caso Fercable’, en Fiscalía

fiscalia_1

 

El PSC – Sant Vicenç dels Horts y CDC – Sant Vicenç dels Horts  quieren poner en conocimiento de Fiscalía los siguientes hechos relacionados con la modificación de una ordenanza fiscal municipal que ha beneficiado a la empresa en la que trabaja el concejal de economía y hacienda del Ayuntamiento de Sant Vicenç dels Horts.

 

En febrero de 2012, la empresa Fercable (del Grupo Prysmian Spain) anunció el cierre de la planta de Sant Vicenç dels Horts,  siendo una de las primeras empresas en Cataluña que se acogían a la última reforma laboral.

http://www.ara.cat/economia/Fercable-presenta-primers-EROs-laboral_0_647335400.html

Durante las negociaciones, dos de los principales responsables del comité de empresa eran Manolo Ortega y Fran Infante (según explica incluso el que era en aquel momento alcalde de Sant Vicenç dels Horts, Oriol Junqueras: http://www.junqueras.cat/article/2019/el-paisatge-de-la-crisi-des-de-sant-vicenc-dels-horts).

Tanto Ortega como Infante, se salvaron del cierre de la planta de Sant Vicenç dels Horts y siguieron vinculados a la empresa en la planta de Vilanova i la Geltrú.

En la actualidad los dos son concejales de gobierno de Sant Vicenç dels Horts en el Grupo Municipal de Junts per Sant Vicenç  (ERC + Vicentins pel canvi), por haber ido en la candidatura a la alcaldía encabeza por Oriol Junqueras.

El 28 de septiembre de 2015, Oriol Junqueras firma una memoria de alcaldía (incluida en el expediente de las ordenanzas fiscales 2016) en la que se especifica que las modificaciones de las diferentes ordenanzas que se proponen, las impulsa el equipo de gobierno municipal.

En este equipo de gobierno, Manolo Ortega ocupa el cargo –entre otros- de concejal de economía y hacienda.

Una de las ordenanzas que se modifica es la ordenanza que regula el impuesto municipal de la plusvalía (ordenanza fiscal número 4: “impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana”) que en el artículo sexto (beneficios fiscales de concesión potestativa o cantidad variable) en el punto 2 recoge que: “El Ayuntamiento bonificará un 50% de la cuota íntegra del impuesto a favor de los inmuebles en los que se desarrollen actividades económicas que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico-artísticas o de fomento de la ocupación que justifique dicha declaración. La declaración de especial interés o utilidad pública corresponderá al Pleno de la Corporación.

Esta bonificación se concederá previa solicitud del sujeto pasivo”.

 

Ya en aquel momento, en el municipio se empieza a hablar de la posibilidad de que esta ordenanza fiscal se haya hecho pensando en la empresa Fercable (Grupo Prysmian Spain), empresa en la que trabajaba Manolo Ortega (ahora en excedencia al estar al 100% dedicado al cargo electo), actual concejal de economía y hacienda.

Este rumor se extiende tanto que incluso se habla de él en la tertulia que cada mes tienen los portavoces de los diferentes grupos municipales en la Radio Municipal (en el programa “a 6 bandes” del mes de octubre).

 

El día 15 de octubre el Pleno del Ayuntamiento aprueba inicialmente tanto las ordenanzas  fiscales como el presupuesto municipal para el año 2016.

El día 17 de diciembre el Pleno del Ayuntamiento aprueba rechazar todas las alegaciones que distintos Grupos Municipales habían presentado, y aprueba definitivamente tanto los presupuestos como las ordenanzas fiscales para el año 2016.

No parece casual que, a pesar de haberse aprobado en el mismo Pleno, el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona haga mucho antes la publicación de las ordenanzas fiscales (el 29 de diciembre de 2015) que la publicación del presupuesto (el 4 de enero de 2016). Lo natural es que, si se aprueban el mismo día, se publiquen el mismo día, salvo que haya algún interés en acelerar una de las publicaciones.

El día 25 de enero de 2016 tanto un representante de Prysmian Spain como una representante de la empresa Ta Tung Platos Precocinados SL presentan sendas solicitudes por registro general del Ayuntamiento pidiendo la bonificación del 50% de la plusvalía a la empresa Prysmian.

El equipo de gobierno, en Pleno municipal del día 12 de febrero de 2016, lleva a aprobación un punto titulado “declaración de especial interés para la bonificación del 50% de la plusvalía de la nave situada en la confluencia de la Avinguda de Torrelles con la Calle Sant Joan”, que es la nave propiedad de Prysmian Spain, en la que había estado instalada la empresa Fercable hasta su cierre en febrero de 2012.

En la votación, los concejales Manolo Ortega y Fran Infante se ven obligados a ausentarse de la sala, evidenciando el conflicto de intereses con dicha aprobación.

Cuando consultamos el expediente de este punto del orden del día del pleno, vemos que hay un contrato de compra-venta entre la empresa Ta Tung y la empresa Prysmian Spain, presentado ante notario el día 14 de enero (a penas 15 días después de la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona, en plena época navideña, con dos días festivos y dos fines de semana de por medio), en el que se especifica literalmente que este “acuerdo está sujeto, sin embargo, a la obtención a favor de Prysmian Spain, S.A.U., de una bonificación del 50% del importe del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía Municipal), en las condiciones que se dirán más adelante”.

 

No ponemos en duda la legalidad formal de la operación. Pero nos parece que puede haber dos malas prácticas:

Por una parte el hecho de que el Ayuntamiento perdone un impuesto que asciende a casi medio millón de euros a Prysmian, una empresa que se va del municipio, aunque exista un plan de empresa de Ta Tung (la empresa compradora) en el que afirma que generará nuevos puestos de trabajo. Al establecerse por parte del Ayuntamiento la relación económica con la empresa que se va, el propio Ayuntamiento se queda sin herramientas para hacer cumplir los “compromisos” asumidos por la empresa que viene a Sant Vicenç dels Horts.

Por otra parte, pensamos que el hecho de que el concejal de economía y hacienda impulse un cambio de ordenanza (queda claro en la memoria de alcaldía firmada por Oriol Junqueras que las modificaciones de las ordenanzas  se hacen por una decisión política, sin que haya ningún informe técnico previo que lo solicite) y la primera empresa, (y única hasta el momento) que se acoge a esta nueva ordenanza sea la empresa en la que trabaja dicho concejal, da qué pensar. Si se tuvieron que ausentar del Pleno en el que se aprobó la declaración de especial interés es porque existe un conflicto de intereses de por medio.

¿Cómo es posible tener  conflicto de intereses en la aplicación de una ordenanza y no tener este mismo conflicto de intereses para crearla, promoverla y presentarla?

 

Por todo lo descrito anteriormente, pensamos que es necesario presentar este escrito y poner estos hechos en conocimiento de Fiscalía.

Sabemos que el delito de tráfico de influencias es muy difícil de probar por no tener ninguna prueba definitiva, pero pensamos que son muchos los indicios que apuntan en esta dirección. No es normal que el concejal de economía y hacienda impulse una modificación de una ordenanza fiscal y la primera empresa que se acoja a esa nueva normativa (y en tiempo récord) sea la empresa en la que trabaja (aunque esté en excedencia) el concejal de economía y hacienda.

 

Por último, e insistiendo en que no tenemos ninguna prueba definitiva, sí pensamos podemos destacar dos puntos más que en alguna sentencia se ha recogido como fundamento suficiente:

la relación de prevalimiento del Sr. Manolo Ortega en el cargo que actualmente ocupa.

Y el claro carácter favorable al Sr. Manolo Ortega cuando, una vez concluida la excedencia por cargo electo, se reincorpore a su puesto de trabajo.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en Sin categoría. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.